20130818_escu_009.jpg

Los Miradores de Revilla es una sencilla excursión apta para toda la familia en la que descubriremos el menos conocido de los valles que forman el Parque Nacional de Ordesa y Monte perdido: El valle de Escuaín.

La senda  parte desde una curva antes de llegar al pueblo de Revilla, encontraremos una zona preparada para aparcar el coche. El camino tiene  poco desnivel, por lo que es una excursión sencilla. Al final del paseo disfrutaremos de una privilegiada vista del valle de Escuaín y del nacimiento del Rio Yaga que fluye por la garganta. Si tomamos un desvío señalizado podemos visitar las ruinas de la ermita de San Lorenzo.  Al finalizar el recorrido, podemos elegir la opción de volver siguiendo un itinerario circular, en dirección al pueblo de Revilla, y luego bajaremos hasta el punto de inicio de la excursión siguiendo la carretera. La ruta está muy bien señalizada.

Esta excursión es una de las mejores en toda Europa para la observación del quebrantahuesos, que con hasta 3m de envergadura, es un ave impresionante. A lo largo del recorrido encontraremos varios paneles informativos. Además podemos ver buitres o alimoches.  Es recomendable no gritar o hacer demasiado ruido para no perturbar y asustar  a las aves, y así sea más fácil su visualización.

Más información:

Duración: Medio día

Tiempo total  (sin paradas): 1:35h toda la circular.

Época: Todo el año. Si vamos en invierno podemos encontrar nieve.

Material: Muy recomendable llevar prismáticos para observar las diferentes especies de aves. También nos puede ser muy útil una guía de campo con clasificaciones de aves.

Cómo llegar en coche desde el Camping La Gorga:

Desde Boltaña iremos hasta Ainsa, y allí seguimos la carretera A-138 en dirección a Bielsa y Francia. Dejamos atrás la población de Escalona. Continuamos por la A-138 hasta justo después del Hospital de Tella, que tomamos el desvío hacia la izquierda en dirección a Tella. Después de hacer 5,6 km dejamos la carretera de Tella y tomamosel desvío que sale a la izquierda y que va hacia la pequeña población de Revilla. Unos 300m antes de llegar a Revilla, en una curva muy pronunciada hacia la derecha, comienza la ruta de los miradores de Revilla. Hay un pequeño espacio habilitado para estacionar los coches en la misma curva, al borde de la carretera.

Fotos