1492619476178.jpg

Si todavía no conocéis el pueblo de Boltaña, vuestra estancia en el camping puede ser un buen momento. Hay que dejarse perder por el Casco Antiguo, uno de los más grandes del Pirineo aragonés. Pasear al cobijo de sus estrechas calles, plazuelas y casas de piedra centenaria nos invita a dar un viaje en el tiempo. ¡No os quedéis sin subir al Castillo! El sendero parte de la Plaza Mayor. Hay que subir, pero merece la pena por las vistas del pueblo y los alrededores.

En la parte baja del pueblo y a orillas del Río Ara se encuentra el recinto polideportivo y recreativo de Villaboya, unos bonitos jardines habilitados con asadores y zona de picnic.

Tampoco podéis dejar de visitar el puente románico de Moscarales y el hermoso paisaje naural que lo rodea. Se trata de un paseo corto, de unos 15 minutos; el sendero parte del camping, dirección Jánovas, y va paralelo a las aguas del Río Ara.

A los que preguntáis por cosas de aquí, muy nuestra es La Ronda de Boltaña, un grupo de música aragonés fundado aquí en el pueblo en 1992. Y como la cosa va de música, os recomendamos asistir a Pirenostrum Feria Pirenaica de Luthiers, una feria bianual de constructores de instrumentos tradicionales. Los expositores son los patios, bodegas y pajares del pueblo; las calles, un festival de música y buen ambiente.